Café Las Cruces, el emprendimiento cultivado desde las aulas universitarias - San Gil

Café Las Cruces, el emprendimiento cultivado desde las aulas universitarias  - UNISANGIL
Cristian Camilo Ramírez Chacón, gerente del ‘Café Las Cruces’, emprendimiento que es apoyado por sus dos hermanos, en San Gil (Santander). Autor imágen: Nelson Colmenares width=

  

Cristian Camilo Ramírez Chacón, egresado de UNISANGIL,
resalta el papel de la educación en su camino como emprendedor.

A un lado de la sede Casa Ramón González Parra de UNISANGIL, ubicada en el centro de San Gil, se encuentra ubicado el ‘Café Las Cruces’, establecimiento comercial que es fruto del emprendimiento del egresado Cristian Camilo Ramírez Chacón, quien se graduó del programa de Ingeniería Agrícola el 12 de marzo de 2015.

El joven santandereano, quien también se desempeña como promotor comercial de la Cooperativa de Caficultores del Sur de Santander, menciona que desde su paso por el colegio Pedro Santos, localizado en Pinchote, su interés era dedicarse a la industria cafetera; así lo hizo saber en esa época, cuando el sicólogo de UNISANGIL preguntó quién quería destinar su vida a tal fin, durante una visita.

A razón de ello, el joven se decidió por la Institución Universitaria de su región, de la cual agradece el aporte tanto en conocimientos como en formación humana.

Café Las Cruces, el emprendimiento cultivado desde las aulas universitarias  - UNISANGIL   Café Las Cruces, el emprendimiento cultivado desde las aulas universitarias  - UNISANGIL

“Cuando me gradué del colegio averigüé que en ese entonces solo tres universidades ofrecían el programa de Ingeniería Agrícola en Colombia. En San Gil había la opción, yo no quería olvidar mis raíces ni mis proyectos, aquí se me permitía estar cerca al café que es lo que más me apasiona, a mi familia, y de paso desarrollarme profesionalmente”, relata el egresado.

En UNISANGIL, cuenta Ramírez, encontró un ambiente familiar, fortaleciendo los principios aprendidos en casa. Su idea de ser empresario nunca la abandonó, a pesar de las dificultades que se le presentaban en ocasiones, como el hecho de tener que caminar desde la finca familiar, en Pinchote, hasta la Institución Universitaria, tanto de ida como de regreso.

Por otro lado, había adquirido un gran interés por dos líneas de acción conocidas en el cuarto año de estudio universitario: poscosecha y administración, lo cual, cuenta, ha sido base en su proyecto empresarial.

“Poscosecha porque estamos transformando un producto que lo tenemos desde el inicio, somos productores del café y ya lo podemos manejar de esta manera, dándole un valor agregado (…) El insumo viene de la finca familiar, nosotros lo procesamos, allá tenemos la infraestructura, la maquinaria. Además, en estos momentos estamos distribuyendo a dos tiendas más, una que queda en Pinchote y otra en el Socorro”, expresa Ramírez.

El joven empresario realizó su pasantía en la Federación Nacional de Cafeteros. La marca creada hace dos años recibe el nombre de ‘Café Las Cruces’ en honor a la finca de sus padres, que lleva el mismo nombre.

Fue en septiembre del año pasado cuando decidió asociarse con sus dos hermanos, así como proponerle a su padre suministrar la base para empezar el negocio: “hablamos de una sociedad por la cual él nos pudiese pasar la materia prima y nosotros seguirla transformando. Finalmente, en diciembre le propuse a mis dos hermanos, Juan Pablo y Manuel Elkin, instaurar una vitrina de café, que al final terminó siendo una tienda”, comenta.

Café Las Cruces, el emprendimiento cultivado desde las aulas universitarias  - UNISANGIL

En febrero de este año comenzó a funcionar el establecimiento. Para ello, tuvieron que recurrir a algunos préstamos, así como profundizar en los conocimientos relacionados a la materia cafetera. Juan Pablo, quien actualmente estudia Administración de Empresas en UNISANGIL, se convirtió en el barista.

De igual manera, Cristian y Manuel apoyan en todos los temas de mercadeo, posicionamiento, producción y análisis, en un trabajo que se ha tomado la mayor parte del tiempo en la vida de estos tres jóvenes. Ellos, amantes de la tierra que los vio nacer, recalcan en la necesidad de capacitarse, como punto fundamental para el logro de los objetivos de cualquier persona.

“Hace algunos años era más fácil hacer capital sin ser profesional, ahorita no. Usted necesita saber de comunicaciones, tecnología, mercadeo, lo cual es brindado por la universidad, en mi caso, por UNISANGIL. Tengo agradecimientos hacia ella, porque aparte de formarme profesionalmente, también como persona crecí mucho”, asegura el egresado. 

Al tiempo, Ramírez hace un llamado a perseguir las pasiones que benefician tanto el desarrollo humano y profesional, desde los talentos. “Usted puede estar durmiendo así sea tres horas al día, pero si le gusta, lo hace con amor; y si tiene talento, hay que creer en la idea, estudiar, capacitarse, en este caso si está cerca elija UNISANGIL”, puntualiza. 

 

 


Departamento de Mercadeo y Comunicaciones -  San Gil
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Síguenos en Twitter

Mi Unisangil - Youtube

Timber by EMSIEN-3 LTD

Buscar