Ingeniería Electrónica

 San Gil

Historia del programa

Particularidades

El programa de Ingeniería Electrónica de Unisangil en su sede de San Gil, Santander, se encuentra adscrito a la Facultad de Ciencias Naturales e Ingeniería. Fue creado mediante el Acuerdo No. 161 del 14 de marzo de 2002 del Consejo Superior de Unisangil, y se desarrolla desde el segundo semestre de 2005, luego de haber obtenido Registro Calificado por siete años, mediante Resolución No. 1814 del 19 de Marzo de 2005, emanada del Ministerio de Educación Nacional. Particularidades



El programa surgió de la necesidad vista en los primeros años de la década pasada (2000 – 2009), en los nacientes procesos de investigación de la Facultad, relacionados con la automatización de procesos agroindustriales y la implementación y/o mantenimiento de equipos biomédicos, de incorporar la Ingeniería Electrónica como conocimiento fundamental para incrementar el valor agregado y la proyección de la investigación y la interacción social de la Facultad.

La viabilidad del Programa en la región se fundameta, también, en un estudio realizado por Unisangil en 2002, sobre aspiraciones y posibilidades de los bachilleres de la provincia Guanentina, en el que se evidencia la demanda potencial. Asimismo, el ofrecimiento en Unisangil del programa Técnico Laboral en Electrónica, en 2003, previa presentación de solicitud de apertura del nuevo programa en la Facultad de Ingeniería de Unisangil.

A lo largo de los seis años de operación, el programa ha tenido un cambio de plan de estudios (en 2008), en el que se ajustaron su misión, objetivos, perfiles y líneas de formación, así como los créditos de cada asignatura, en coherencia con los lineamientos fijados por ACOFI, el interés de profundización del programa y las actividades de aula propuestas para sus asignaturas.

A la fecha, el programa cuenta con catorce egresados y cincuenta y un estudiantes. En general la población que ingresa al programa trae una clasificación media alta en las Pruebas de Estado, teniendo al menos un 40% de los educandos crédito ACCES con el ICETEX, para el pago de sus estudios.

Durante su existencia, el programa ha velado por incentivar la investigación formativa y la divulgación de la tecnología, por medio de la participación y organización de eventos regionales, nacionales e internacionales. Sus proyectos de grado se han orientado, de manera preferencial, a la implementación de sistemas de automatización, medición o control, sistemas embebidos, bioingeniería y estudios de tendencias en el campo de la ingeniería electrónica.

Pertinencia

Determinar la pertinencia del programa constituye, en gran modo, analizar las características económicas y sociales del entorno en el cual hace presencia, a fin de poder establecer la necesidad y la coherencia de la propuesta de formación que representa el programa, respecto a la dinámica propia de desarrollo de la región sede del mismo. Pertinencia

La provincia de Guanentá en el departamento de Santander, es el espacio geográfico en el que el programa tiene asiento. Guanentá sustenta su quehacer económico de manera principal en el sector primario, específicamente sobre las actividades agrícolas y pecuarias, que ocupan  la población económicamente activa de los municipios de la provincia. La parte agrícola está basada en cultivos tales como: café, caña panelera, yuca, plátano, maíz, tabaco, fique, papaya o lechosa, anís, mora, entre otros de menor producción. El cultivo de café  esta medianamente tecnificado y se encuentra asociado al cultivo de plátano y de frutales, en los que se destacan los cítricos como la naranja, el limón y la mandarina” (Plan Prospectivo de Guanentá, p 11).  También hacen parte de la economía provincial la minería (calizas, arcilla, yeso, material de construcción y de arrastre) y el turismo.

De acuerdo al censo 2005, en San Gil, el 11,1% de los establecimientos se dedica a la industria; el 54,6% a comercio; el 28,1% a servicios y el 6,2% a otra actividad. También con base en los datos del último censo, es posible determinar que la provincia de Guanentá cuenta con un 29.5% de población con necesidades básicas insatisfechas, NBI (Santander frente a los objetivos del milenio, p 22) , con una cobertura bruta en educación básica del 89.3% y 75.5% en educación media, en tanto que San Gil, su “capital”, cuenta con un NBI de 11.14% (Departamento Nacional de Estadística, DANE NBI), y un 1.86% de su población en estado de miseria.  De la misma fuente de información (DANE, Censo 2005), puede proyectarse que el “38,3% de la población residente en San Gil ha alcanzado el nivel básica primaria; el 31,8% ha alcanzado secundaria y el 12,1% el nivel superior y postgrado. La población residente sin ningún nivel educativo es el 8,0%”.

Por su parte, Santander, es un departamento con una participación en el PIB nacional de 7.3% (DANE, 2009), un PIB per cápita de Col $ 18.498.58, y un crecimiento del PIB de 5.6% (en el 2008) y -0.1% en el 2009.  De acuerdo con Cepeda , Santander a 2005 poseía un índice de desarrollo humano, IDH de 0.8, un índice de condiciones de vida, ICV, de 78.8, con un 21.85% de su población con necesidades básicas insatisfechas, un 49% por debajo de la línea de pobreza y un 14.6% por debajo de la línea de indigencia (Estudio ¿Por qué va bien la economía en Santander? de Laura Cepeda).  En el mismo estudio se concluye que si bien Santander posee uno de los PIB departamental y por habitante más altos del país, los indicadores de calidad de vida muestran como “el gran aumento en la riqueza se ha traducido en lentos incrementos en la calidad de vida de sus habitantes”, reconociendo que de manera general los indicadores de calidad de vida “toman más tiempo de aumentar que el PIB o el PIB por habitante y son el resultado de décadas de inversión social y políticas públicas”.
Existe por tanto, la necesidad de dinamizar el desarrollo de Guanentá (y también el de Santander), entendido dicho desarrollo como un estado de madurez social en el que la totalidad de sus integrantes (o al menos la mayoría), pueden alcanzar un punto de realización humana aceptable y digna. Dicho desarrollo, para la sociedad globalizada del siglo XXI, está soportado necesariamente en lo que se ha denominado la sociedad del conocimiento, para la que el “factor de producción absolutamente decisivo no es ya ni el capital, ni la tierra ni el trabajo” sino el conocimiento”. (La sociedad poscapitalista, Peter Drucker)

El surgimiento, puesta en marcha y crecimiento de un programa de Ingeniería Electrónica en una provincia como la de Guanentá, en el departamento de Santander, puede contribuir significativamente al establecimiento de dicha sociedad del conocimiento, en la que el valor se genera por la productividad y la innovación.  En efecto, conforme infiere el análisis de la cadena electrónica en Colombia, realizado por el Departamento de Planeación Nacional (DPN), el sector electro-electrónico es estratégico para el desarrollo económico y social del país.  El mismo informe sugiere que: “El gobierno Nacional, el Congreso, los empresarios de los distintos sectores de la producción, los gremios empresariales, profesionales y el pueblo colombiano en general, deben reconocer de manera explícita la importancia crucial que han adquirido en las últimas décadas las tecnologías electro-electrónicas para la modernización y el desarrollo económico y social de las naciones, de forma tal que los programas y proyectos que se orienten a la incorporación de estas tecnologías para el mejoramiento de los procesos productivos de bienes y servicios y para la elevación del nivel de vida de la población, cuenten con respaldo generalizado que les permita desarrollarse y cumplir cabalmente con su papel” (DNP, 2007).

Esta conclusión del DPN, tiene relación con el plan prospectivo de Santander, el cual tiene entre sus metas convertir a Santander en un departamento innovador, de modo que en el 2030 Santander haya superado la meta de inversión nacional, que es del 1%, en actividades de ciencia, tecnología e innovación – ACTI (0.391% - 2009) y triplicado la inversión pública y privada en investigación y desarrollo - I+D (0.161%-2009); de igual manera, la conclusión del DNP tiene eco en el plan prospectivo de Guanentá (a 2025), el cual cuenta entre sus ejes estratégicos de actuación con la formación de la población y el fortalecimiento económico de la misma, a fin de articular los principales sectores productivos de la provincia, dentro de un esquema sustentable y competitivo que favorezca la generación de empleo.   Para la consecución de dichas metas, resulta fundamental el hecho de que la provincia cuente con un programa de Ingeniería Electrónica, ingeniería que según se ha sugerido puede contribuir significativamente a la  promoción del desarrollo de las empresas regionales, a la optimización de sus recursos tecnológicos y a gestar la transferencia de tecnología requerida para  dar  valor agregado y sofisticación a los  productos que ellas generen o demanden.
En conclusión, la oferta del programa de Ingeniería Electrónica por parte de Unisangil en su sede de San Gil Santander, no sólo es pertinente sino también necesaria a fin de que sea posible mejorar en el país el indicador de convergencia regional , que en el 2007 se situaba alrededor del 449% y que se espera disminuya en el 2032 a valores alrededor del 250%, de modo que el ingreso por habitante de cualquier departamento sea superior o igual al 40% del ingreso por habitante de Bogotá. Pertinencia

 

Timber by EMSIEN-3 LTD

Buscar